viernes, 27 de agosto de 2010

Llevamos bicicletas, recibimos sonrisas



Desde hace unos meses, el Programa de Ayuda a la Comunidad Escolar Rural de OSPRERA, junto con Bicicletería Nodari, está organizando una colecta de bicicletas para regalar a los alumnos más desfavorecidos de escuelas rurales.

Así fue como conseguimos tres bicicletas donadas por los señores Roberto Fadini y Verónica, de Ciudad América, Provincia de Buenos Aires. Desde allí viajaron los rodados hasta la localidad de 9 de Julio, a la Escuela Nº 53 “Jorge Corbett”, en donde quien suscribe esta nota, Dra. Bibiana Mónica Ruibal (coordinadora del Programa) y el Secretario de Acción Social de OSPRERA, Cro. Rubén Benitez, las entregamos a los niños. Junto a las bicicletas llevamos una computadora donada por la Marítima Heinlein para integrar la “Sala de Informática” de la escuela.

La escuela está situada justo en frente de una vieja estación de tren del Paraje “Jorge Corbett”, del Distrito Escolar 9 de Julio, Provincia de Buenos Aires. A la escuela asisten hijos de empleados rurales de las estancias vecinas.

Es necesario destacar el cuidado y el amor que reciben los niños que asisten a este establecimiento por parte de las docentes y de la Directora, la Sra. Mariana Campelli, tal como lo pudimos comprobar en el pequeño espacio de tiempo que compartimos.

Los niños beneficiados con las bicicletas fueron Sofía, Brenda y Jesús. Ellos no poseian transporte alguno para llegar a la escuela, y agradecieron profundamente este regalo, que les permitirá llegar a la escuela por sus propios medios. Así, el programa “Trae tu bici usada, llévate la sonrisa de un niño” va cumpliendo a lo largo y a lo ancho del país con el sueño del Cro. Rubén Benitez y de Claudio Nodari, propietario de Bicicletería Nodari, de que todos los chicos rurales puedan asistir regularmente a la escuela.

Para un niño que vive en el campo, una bicicleta representa la llave de ingreso a la educación, por eso regresamos con renovadas fuerzas para hacer que esta campaña lleve una bici a cada alumnito rural. Agradecemos profundamente a todas las personas y empresas que día a día nos ayudan a mejorar la educación y la salud de nuestros niños rurales.

jueves, 19 de agosto de 2010

La visión de San Martín

Hoy miro en tu mirada
y veo el adolescente
que defendía una idea
sin pensar en los laureles.

Yo pude cumplir mi sueño
¡No renuncies a los tuyos!
Si vos tenés esperanza
la Patria tendrá futuro.

Ayuda para una escuela de Misiones



Bajo un cielo plomizo, un frío inusual para Misiones, arropados hasta el cuello, el Dr. Jorge Centeno, delegado regional de OSPRERA Misiones, entregó nueve cajas con donaciones para el Instituto San Miguel de Eldorado, Misiones, que envió quien escribe, Bibiana Mónica Ruibal, coordinadora del Programa de Ayuda a la Comunidad Escolar Rural de OSPRERA. Participaron de este acto numerosos empleados de OSPRERA Eldorado, inspectores de GREGARD, Agentes de OSPRERA Posadas y otras personas que desearon colaborar con esta misión con mucho optimismo y buen ánimo para desafiar al invierno y el mal clima.

El Instituto San Miguel nació en 1962 como un establecimiento dependiente de la Parroquia San Miguel, en el Km. 18 “Oleaginosa” de Eldorado, Misiones. Lentamente, la matrícula de la escuela fue creciendo, con una sucesiva ampliación del plantel docente y un constante cuidado de los aspectos académicos y espirituales. También tuvo siempre una importante función social, desde conformarse como sede para las Campañas Nacionales de Vacunación hasta distribuir la copa de leche. Misiones es tierra de tareferos, laboriosos cultivadores de la yerba mate.

Con gran esfuerzo, en 1990 la escuela reemplazó el edificio de madera en el que funcionaba por uno de mampostería, y pudo inaugurar el nivel pre-escolar. Gracias a diversos donantes, se pudieron instalar sanitarios, cocina y nuevas aulas para albergar a 206 alumnos en el turno mañana, distribuidos desde Nivel Inicial a Séptimo grado, con materias especiales como inglés, música, tecnología y educación física. Cuenta hoy con 15 docentes.

La escuela está dirigida por la Sra. Gladys Marlene Yenzer, oriunda de Eldorado, quien cursó todo el nivel primario en el establecimiento que hoy dirige. Con gran entusiasmo, la directora logró que la municipalidad y Gendarmería construyeran un playón deportivo para que los niños realicen actividad física. El estado subvenciona los sueldos docentes, por lo que el resto de los gastos de la escuela (servicios, limpieza, desayunos y colaciones de los niños, entre otros) están a cargo de la Cooperadora Escolar, que la propia directora preside.

Observamos el enorme esfuerzo desplegado por enseñar en un edificio en el que se alternan muebles muy añejos junto con otros más modernos, en el que el mantenimiento se realiza gracias a la buena voluntad de la Cooperadora, y en el que los chicos juegan al fútbol con una pelota desflecada y en pésimas condiciones. Es por eso que el Dr. Centeno les compró una nueva pelota, y estamos tratando de reunir nuevos materiales para acercar a esta escuela, que realiza una labor fundamental en la importante, populosa y muy trabajadora ciudad de Eldorado.

¡ Las CINCO notas más vistas !!