viernes, 24 de febrero de 2012

Estudiar entre pastizales, yararás, culebras y arañas

En un día de calor agobiante, con un clima pesado y pegajoso, la Directora Cristina Tejera y dos maestras de grado de la Escuela Rural “José María Paz” Nº 39, ubicada en Colonia San Justo, Concordia, Entre Ríos, nos abrieron las puertas de su escuela, en presencia de algunos niños que se encontraban en recuperación pedagógica.

Las primeras palabras de la directora, luego de saludarnos, fueron de advertencia y alarma: nos encontrábamos en medio de altos y frondosos pastizales, y entre víboras yararás, culebras y arañas peligrosas. De nosotros dependía la voluntad de pasar o quedarnos a la orilla del camino rural.

Desde el Programa de Ayuda a la Comunidad Escolar Rural (PACER) de UATRE y de OSPRERA, junto a compañeros de la Seccional UATRE Concordia, no lo dudamos, y nos abrimos paso quien suscribe, Bibiana Mónica Ruibal, junto a Rubén Benítez, Walter Cáceres y demás integrantes de la Seccional de UATRE Concordia. Ya en la escuela, y junto a los niños que nos estaban esperando desde temprano, abrimos las cajas que llevábamos, repletas de útiles escolares, golosinas, alimentos, calzado, ropa, libros, juguetes, una computadora donada por Metalpar S.A. una filmadora JVC nueva, juegos didácticos y demás cosas donadas por particulares que colaboran desinteresada y generosamente con el PACER.

Si bien les mostramos todas las donaciones que llevamos, el reparto será realizado por los docentes en el mes de marzo, cuando se integren los 48 alumnos inscriptos este año, y será en presencia de los padres de los chicos. Según lo expresado por la directora, los chicos viven en “asentamientos” formados por familias provenientes de Corrientes, Misiones, Brasil y Paraguay, quienes llegan para realizar trabajos en los obrajes, aserraderos, campos ganaderos, y sembradíos de pinos y eucaliptos, entre otras actividades rurales.

Los niños nos abrazaban y nos pedían que volviéramos a visitarlos; nosotros les respondimos que nos gustaría muchísimo hacerlo pero la próxima vez… con donaciones de calzado y medias que cubran sus piecitos, ya que andan descalzos o en ojotas entre los bichos del monte, incluyendo víboras yararás, culebras y arañas. Estos animales suelen ocultarse entre los pastizales, troncos y árboles, y la Escuela Nº 39 les ofrece un ámbito ideal para vivir, porque hace muchos meses que no se cortan los yuyos por falta de una máquina de cortar césped y de personal rentado que lo haga. No hay centros asistenciales cercanos al establecimiento, y cada día los niños y los docentes están en grave peligro de ser mordidos por reptiles o picados por arañas, con un posible desenlace fatal.

La Directora y las maestras han llamado a una reunión de padres para solicitarles la colaboración en la importante tarea de eliminar los pastizales, porque a la difícil misión de enseñar y educar, se suma la de asegurar la supervivencia de los alumnitos. Es más de lo que puede y debe hacer un docente: es imprescindible que la comunidad tome protagonismo en esta lucha contra la falta de recursos.





No hay comentarios:

¡ Las CINCO notas más vistas !!