jueves, 13 de febrero de 2014

Donaciones para la Escuela Rural de Mocoretá

En plenas vacaciones de verano y con un intenso calor, el Programa de Ayuda a la Comunidad Escolar Rural (PACER), de UATRE y OSPRERA, fue recibido con alegría por alumnos, padres y docentes de la Escuela Rural Nº 951 “José Hernández”, en Colonia Buena Vista, ubicada en la zona rural de Mocoretá, Corrientes.

El Secretario de Acción Social de OSPRERA, Cro. Rubén Benitez, y la Coordinadora del PACER, Dra. Bibiana Mónica Ruibal, asistieron con donaciones al establecimiento en compañía de dirigentes gremiales de UATRE y de OSPRERA de Corrientes quienes fueron agasajados con un rico almuerzo preparado por los padres. 
En un ambiente de gran entusiasmo, la escuela recibió alimentos, ropa, calzado, útiles escolares, computadoras donadas por Metalpar SA, bicicletas donadas por la “Bicicletería Nodari”, juguetes, libros y demás elementos que fueron donados por particulares y empresas que acompañan nuestro programa  que asiste a alumnos, docentes y escuelas rurales a lo largo y a lo ancho del país y que esta sostenido por nuestro Secretario General de UATRE y Presidente de OSPRERA, Cro. Gerónimo Venegas. 
La Escuela “José Hernández” está ubicada a 15 km. de la localidad entrerriana de Chajarí, y se encuentra rodeada de naranjales, en plena zona rural de Mocoretá. Cuenta con Nivel Inicial, EGB 1 y EGB2, y posee una matrícula de 28 alumnos que habitan en los alrededores, en su mayoría hijos de pequeños productores citrícolas.
En el extenso predio, parquizado y cuidado por los padres hay dos edificios que cuentan la historia de la escuela: uno es un rancho que tiene más de 50 años, y que fue el primer establecimiento educativo de la zona, construido de adobe, postes de quebracho y techo de zinc. La otra edificación está ubicada entre la antigua y la nueva, y funcionó hasta hace unos 9 años como escuela, aunque por razones de seguridad edilicia tuvo que ser abandonada.
Fue por ello que la Comisión de Padres, sumamente proactiva,  impulsó la construcción del actual edificio escolar, en el año 2005. Son los integrantes de la comisión quienes se ocupan de cortar el césped, cuidar las plantas y mantener los edificios antiguos.
La directora del establecimiento, la Sra. Gladys Rossi, destacó “al terminar la EGB2, algunos niños continúan sus estudios en la Escuela de Comercio de Mocoretá, ubicada a 13 Km o en la Escuela de la Familia Agrícola (EFA), que se encuentra en la zona”. Asimismo, destacó que el presentismo en esta escuela es casi total, y que los chicos concurren diariamente a pesar del frío, la lluvia o el calor intenso y que cumplen el horario aunque les cueste.
Asimismo destacó el acompañamiento permanente de los padres en la educación de sus hijos y su abnegada colaboración para todo lo relacionado con la escuela, desde la participación en fiestas escolares y eventos hasta el mantenimiento e higiene de la escuela y de la parcela rural habitada en muchas ocasiones por la víbora más venenosa de la argentina que es la yarará o víbora de la cruz. Una historia que refleja cómo en el campo la educación sobrevive, principalmente, gracias a la buena voluntad y la solidaridad.

No hay comentarios:

¡ Las CINCO notas más vistas !!