martes, 11 de mayo de 2010

Horizonte verde de tabacales


Hace poco tiempo llegamos a un establecimiento inmerso entre plantaciones de tabaco, que no figura siquiera en los mapas de Salta: la Escuela Nº 4.132 “Santa Ana”, en Chicoana, Provincia de Salta. Para acceder hay que recorrer un largo camino privado de ripio, entre arbustos espinosos. Allí arribamos el Cro. Rubén Benítez, Secretario de Acción Social de OSPRERA, y quien escribe, Bibiana Mónica Ruibal, coordinadora del Programa de Ayuda a la Comunidad Escolar Rural de OSPRERA. Tuvimos que recorrer 6 kilómetros por camino vecinal, guiados por el Ing. Ramón Villagra, Delegado de OSPRERA Salta, y por el director de la escuela, Alfredo Jorge Ramírez, quien nos abrió la tranquera del campo privado.

La escuela de la Finca Santa Ana está en el centro del área tabacalera por excelencia, el Valle de Lerma. Allí nos esperaban 26 alumnos desde nivel inicial a 9º, el director, tres docentes y un grupo de madres. Nos recibieron con un hermoso cartel de “BIENVENIDOS”, hecho con mucho esfuerzo por todos ellos. Entre todos bajamos de las camionetas las 17 cajas con donaciones que gestionamos desde el Programa de Ayuda a la Comunidad Escolar Rural de OSPRERA.

Entre cálidos saludos y abrazos, “Yoli”, una pequeña niñita, nos cantó unas coplitas y bagualas, y jugamos con una pelota donada por UATRE y OSPRERA. Luego pasamos a una antigua galería construida hace 100 años, sede de la antigua escuela 4.132 y que educó a muchos abuelos y padres de los niños que ahora están estudiando. En ese lugar degustamos unas ricas empanadas amasadas y recién horneadas por las madres que diariamente se ocupan de cocinar para todos sin cobrar ningún salario.

Las familias que viven en la finca cultivan tabaco; poseen viviendas humildes, de adobe y chapa; no existe luz eléctrica, agua potable ni servicios sanitarios, ni siquiera en la misma escuela. Los pobladores se calefaccionan y cocinan con leña.

Necesitamos un generador eléctrico en forma urgente

Esta escuela necesita urgentemente un generador eléctrico que provea energía constante, para mantener en funcionamiento la iluminación, las computadoras, las impresoras y el centro musical, lo que favorece la educación y el aprendizaje de los niños.

La electricidad es vital, además, para refrigerar los alimentos de los alumnos y mantener en buenas condiciones medicamentos esenciales como el suero antiofídico, para la mordedura de yarará, y otros, redundando en una buena salud para los chicos.

Quienes deseen ayudar pueden comunicarse a los tels.: (011) 4312- 2500, int. 3215 ó (011) 4313- 6275, por medio del e-mail: proyectorural@osprera.org.ar ;bibiana.ruibal@gmail.com.

Agradeceremos enormemente que difunda este pedido entre sus conocidos.

No hay comentarios:

¡ Las CINCO notas más vistas !!