viernes, 27 de marzo de 2009

Escuela Secundaria en Paraje El Toba, Santa Fe



Una ayuda para chicos mocovíes


El sábado 21 de marzo visitamos la Escuela Nº 1310 “Dr. Esteban L. Maradona”, en el Paraje El Toba, Santa Fe. Los alumnos pertenecen a la etnia “mocoví”, y con ahínco se esfuerzan por estudiar y completar el ciclo secundario, que ahora pueden realizar en su población.

La directora Mirta Moliné nos contó que, durante mucho tiempo, los jóvenes que anhelaban seguir sus estudios después de la primaria debían viajar casi 30 km. hasta un colegio en la localidad de Margarita. Además del sacrificio para concurrir a clases, no lograban integrarse al alumnado, y por lo general abandonaban la escuela.

Fue por eso que la directora y el cuerpo docente lucharon por incorporar el secundario rural a la Escuela Nº 1310. Con la esperada apertura de los cursos del EGB1 y EGB2, este año aumentó notablemente la matrícula escolar.

Para ayudar a la comunidad a seguir adelante con esta iniciativa, llevamos libros, útiles escolares, un televisor, un escáner, videocasetera, casetes, juguetes, 50 kilogramos de leche en polvo, ropa y calzados.

En el acto no hubo ningún padre ni madre. Eso sí: había muchísimos chicos, que nos estaban esperando con los brazos abiertos, muy contentos y brindándonos mucho cariño. Había varias jóvenes madres, de 14 o 15 años.

Me llevé una hermosa sorpresa con una nenita de cinco años, “Eli”, que no se desprendió ni un minuto de mí y me ayudó a poner las donaciones sobre la mesa. Cuando encontró un par de sandalias de su talle dio un grito de alegría y me pidió que se las pusiera, mientras me preguntaba si “podía llevárselas a su casa”. Entonces me pregunté si los niños rurales andan descalzos porque están acostumbrados, o si lo hacen simplemente porque no poseen el calzado adecuado.

La escuela, que lleva el nombre de un gran benefactor de las comunidades aborígenes, es muy bonita, con un bello parque hecho y mantenido por un ex-alumno de 15 años de edad, y con algunos juegos de plaza.

El sueño de los alumnos es tener una hamaca y contar con indumentaria y calzado para formar un equipo de fútbol en la escuela. Prometimos ayudarlos a alcanzar ese objetivo, ya que la escuela es el centro de la comunidad mocoví de la zona, y necesitan saber que no están solos en su lucha.


Dra. Bibiana Mónica Ruibal
Coordinadora del Programa de Ayuda a la Comunidad Escolar Rural

1 comentario:

Lautaro Moreno dijo...

Hola Monica, Soy Mario y pertenezco a Comunidad Cristiana de Ciudadela te Comento que Viajamos una vez por mes a paraje el Toba Con Donaciones. y este mes tambien visitamos la Escuela, llevamos Libros, Utiles y algunos Juguetes.Me Alegra que haya mas gente que colabora con esta escuela!!Dios te Bendiga!!

¡ Las CINCO notas más vistas !!