miércoles, 4 de marzo de 2009

San Felipe, Sgo. del Estero



Una escuela en lo profundo del monte

El pasado 16 de febrero, cuando el calor no daba tregua, llevamos donaciones a la Escuela Nº 943 “Teresa Aldas Díaz” de San Felipe, Departamento Moreno, Santiago del Estero. Para llegar, recorrimos 47 kilómetros por las ‘picadas’ (agrestes caminos que abren las máquinas al deforestar), entre guadales y montes de espinillos, cactus, quimiles, mistoles y algarrobos. Allí, 57 chicos estudian en medio del monte, en un edificio que no tiene agua potable, sanitarios ni electricidad. Y en donde, pese a toda la adversidad, docentes y alumnos persisten en la tarea de educar y educarse.

La gente de la zona es humilde: en su mayoría está desocupada, o vive de ‘changas’. Las viviendas son ranchos de adobe y paja; la principal fuente de ingresos es la producción de carbón de leña, una tarea de la que participa toda la familia. Muchas veces, los chicos llegan a la escuela con las manitos percudidas y lastimadas por la dura labor.

El Director de la Escuela, Prof. Jorge Cisneros, viajó en la camioneta por nosotros. Mientras oficiaba de guía, nos contó cómo es un día típico en esta escuela, en la que se desempeña desde hace diez años. Nos habló de la dureza de la zona, del espíritu bravo de quienes desafían al monte, de la desolación.

Grande fue nuestra sorpresa cuando llegamos a la escuela: allí nos esperaba una gran cantidad de niños y madres vestidas con esmero, portando carteles de bienvenida. Nos ayudaron a descargar la ropa, el calzado, los útiles escolares, los juguetes, los alimentos, los juegos didácticos, el televisor color y la videocasetera que llevamos para ellos.

En medio de esta realidad donde reinan el abandono y la incomunicación, en donde falta lo esencial, en donde no existen centros de atención sanitaria ni servicios básicos, lamentablemente resulta difícil aseverar que los niños de San Felipe tienen garantizado su derecho a recibir educación.

No obstante, gracias a la actitud de personas como el Prof. Cisneros, los docentes de la Escuela Teresa Aldas Díaz y los papás integrantes de la Asociación Cooperadora, me permito la esperanza. Hoy, los alumnos tienen una hermosa escuela que los protege y no los va a abandonar. Nosotros tampoco.

Desde aquí, mandamos un cálido saludo a docentes, papás y alumnos de San Felipe. ¡A seguir estudiando con mucha fuerza, en el medio del monte!

Mamás jóvenes

En el medio de la alegría por el encuentro con esos niños tan inocentes, que viven en esa zona tan carente y árida, pude observar a dos jóvenes madres con sus bebés en brazos. El Prof. Cisneros nos comentó que en San Felipe los embarazos precoces son frecuentes. De hecho, la noticia del nacimiento en Gran Bretaña de una beba de padres de tan sólo 15 y 13 años de edad, que hoy en día recorre e impacta al mundo, no constituye sorpresa alguna en esta localidad.

El problema radica en la precariedad de la situación de estas madres adolescentes: no cuentan con atención médica ni recursos para garantizar una buena salud materno-infantil, ni reciben apoyo para continuar su educación. Al abandono escolar se suman las dificultades sociales y económicas para criar a ese pequeño bebé en forma digna.

Dra. Bibiana Mónica Ruibal
Rubén Benitez - Secretario de Acción Social de OSPRERA

¡ Las CINCO notas más vistas !!