jueves, 8 de abril de 2010

Juegos en el patio de la escuela: disfrutar y aprender


Hamacas, toboganes, calesitas y subibajas... su sola mención nos trae a la memoria la alegría de jugar en una plaza o en la escuela, con el viento deslizándose por la cara, sintiéndonos intrépidos y valientes. El desafío a la gravedad, el despliegue de destreza física, la satisfacción de alcanzar una meta, también forman parte de la educación.

Basta con observar la mirada brillante de un niño que decide subir hasta la cima de una trepadora y que, pese a caerse, vuelve a intentarlo una y otra vez. O las conversaciones y gestos para decidir quién se desliza primero por el tobogán. Jugando, aprenden a socializar, a sopesar sus propias fuerzas, a superar sus miedos, a desarrollar la fuerza de voluntad y la tenacidad.

Esa es la razón por la que Dra. Bibiana Mónica Ruibal, coordinadora del Programa de Ayuda a la Comunidad Escolar Rural de OSPRERA, está haciendo lo imposible por obtener juegos de patio para instalar en escuelas rurales. “Sabemos que muchas de estas escuelas carecen de lo elemental, desde un edificio en buenas condiciones hasta útiles escolares, y nos encargamos de proveer de todo cuanto podemos para subsanar esas falencias. Pero además queremos que cada patio cuente con algunos de estos juegos”, explicó la Dra. Ruibal. El objetivo es lograr que durante el recreo los chicos disfruten a pleno después del esfuerzo intelectual. “Esa sensación inolvidable puede enseñar más que muchos libros, y perdurará más allá de la infancia”, señaló.

Asimismo, el Programa llevará a las escuelas otro elemento indispensable para el juego y el esparcimiento: pelotas. De esa forma los niños podrán incorporar los primeros conocimientos deportivos, aprender a jugar en equipo y divertirse.

Quienes deseen ayudar pueden comunicarse a los Tel. (011) 4312- 2500, int. 3215 ó (011) 4313- 6275, o por e-mail, escribiendo a proyectorural@osprera.org.ar o bibiana.ruibal@gmail.com.

No hay comentarios:

¡ Las CINCO notas más vistas !!